El pasado jueves, en la reunión mensual de MadridJS estuve en la charla de Carlos Ble titulada “Buenas prácticas para desarrollo RIA con JavaScript”, y tengo que reconocer que me resultó muy enriquecedora, no sólo por lo que contó en sus transparencias, sino también por las perlas que Carlos dejó caer tanto en la charla en sí como en las cervezas de después.

Llevo unos días con recuerdos de esa charla que tengo que plasmar en algún sitio, no ya para compartir con el resto del mundo, sino sobretodo para poder despejar mi mente. Pero son tan variadas las cosas de las que quiero hablar que creo que me va a dar para varias entradas.

En la entrada de hoy voy a hablar del ciclo de sobreexpectación de Gartner, o más conocido en inglés The Garner’s Hype Cycle. Carlos lo mencionó de pasada, y yo ya había oído hablar del “Hype”, y entendía lo que significaba, pero nunca me había parado a pensar de donde salía y Carlos me empujó (indirectamente claro) a buscar esa información.

Lo que voy a contar aquí, ni es nuevo, ni es inédito, de hecho voy a hacer un copy-paste de la wikipedia, pero como dije antes, mi intención es dejar por escrito esta información para dejar hueco en mi cerebro para otros datos.

El ciclo de sobreexpectación es una representación gráfica de la madurez, adopción y aplicación comercial de una tecnología específica.

El término fue acuñado por Gartner, una casa de análisis de EE.UU., que proporciona opiniones, consejos y datos sobre la industria de las tecnologías de la información mundial.

Desde 1995, Gartner ha utilizado el ciclo de sobreexpectación para caracterizar el entusiasmo sobredimensionado y la subsiguiente decepción que ocurre habitualmente en la introducción de nuevas tecnologías.

El ciclo de sobre-expectación de Gartner se compone de cinco fases:

  1. Lanzamiento” – La primera fase de un ciclo de bombo es el “lanzamiento”, una presentación del producto o cualquier otro evento genera interés y presencia en los medios.
  2. Pico de expectativas sobredimensionadas” – En la siguiente fase, el impacto en los medios genera normalmente un entusiasmo y expectativas poco realistas. Es posible que algunas experiencias pioneras se lleven a cabo con éxito, pero habitualmente hay más fracasos.
  3. Abismo de desilusión” – Las tecnologías entran en el abismo de desilusión porque no se cumplen las expectativas. Estas tecnologías dejan de estar de moda y en consecuencia, por lo general la prensa abandona el tema.
  4. Rampa de consolidación” – Aunque la prensa haya dejado de cubrir la tecnología, algunas empresas siguen, a través de la “pendiente de la iluminación”, experimentando para entender los beneficios que puede proporcionar la aplicación práctica de la tecnología.
  5. Meseta de productividad” – Una tecnología llega a la “meseta de productividad”, cuando sus beneficios están ampliamente demostrados y aceptados. La tecnología se vuelve cada vez más estable y evoluciona en segunda y tercera generación. La altura final de la meseta varía en función de si la tecnología es ampliamente aplicable y sólo beneficia a un nicho de mercado.

 

Anuncios